HOLA

NO LO DUDES, AQUI SIEMPRE ERES BIEN VENID@

domingo, 27 de marzo de 2011

GOTITAS DE AMOR

ME HA LLEGADO ESTA HISTORIA,
ME HA GUSTADO Y LA QUIERO COMPARTIR.

Había un incendio en un gran bosque de bambú; el incendio formaba llamaradas impresionantes, de una altura extraordinaria; y una pequeña ave, muy pequeñita, fue al río, mojó sus alas y regresó sobre el gran incendio, y las empezó a agitar para apagarlo; y volvía a regresar y volvía a ir una y otra vez; y los dioses que la observaban, sorprendidos la mandaron a llamar y le dijeron:

Oye,¿por qué estás haces eso? ¿Cómo es posible? ¿Cómo crees que con esas gotitas de agua puedas tú apagar un incendio de tales dimensiones? Date cuenta: No podrás lograrlo.

Y el ave humildemente contestó:
"El bosque me ha dado tanto. Yo nací en este bosque que me ha enseñado la naturaleza, me ha dado todo mi ser. Este bosque es mi origen y mi hogar y me voy a morir lanzando gotitas de amor, aunque no lo pueda apagar".

Los dioses entendieron lo que hacía la pequeña ave y le ayudaron a apagar el incendio.

Cada gotita de agua apacigua un incendio.
Cada acción que con amor y entusiasmo emprendemos, un mejor mañana será su reflejo.

No subestimes tus gotas:
millones de ellas forman un océano.
Todo acto que con amor realizamos, regresa a nosotros multiplicado.





14 comentarios:

  1. Bellísimo Laura. Hermoso relato. Tiene mucha verdad. cuando las cosas pequeñas se hacen con mucho amor son las reales.
    Te invito a que visites mi blog.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Una playa está construida de millones de pequeños granos de arena...muy bello tu blog y tu relato....un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  3. Si todos pensaramos igual se acabarian mucho problemas en la humanidad y todos seriamos más felices

    http://dalecalor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto,pequeñas cosas pueden convertirse en algo grande =)

    ResponderEliminar
  5. PRECIOSO! muy bueno el log, Aquí os dejo el mio please segirme http://anaaylauraa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Te mando mi mejores gotas.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  7. Precisos relato, muchas gracias por compartirlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Exacto. La idea circular de la vida. Todo vuelve, y siempre lo hace con la lluvia..

    mi beso.

    ResponderEliminar
  9. Muy buen relato y en la línea de los que suelen maravillarme a mi. Un saludo y un abrazo muy grande he conseguido perderme en las líneas que nos has regalado y durante un breve espacio de tiempo me has hecho soñar.
    Me apunto a tu blog y me veras comentando muy a menudo.
    Un Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, me alegro de que os guste. Estamos cerca. Un beso, Laura

    ResponderEliminar
  11. Laura bellisimo relato, las pequeñas cosas pueden convertirse en algo grande y maravilloso.
    Fue un placer leerte, te encontre en mi blog poemas del Alma y te sigo.
    besitos para ti, que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Laura. Esta historia me recuerda algo que lei hace ya tiempo. Siempre me han gustado los acontecimientos historicos, pero la mayoria de las veces los expertos tratan los grandes temas, dejando en el olvido las pequeñas historias, esas que de verdad nos llegan al alma. En una ocasion lei un articulo muy breve sobre uno de los cientificos estadounidenses que participaron en el proyecto Manhatan (el de la creacion de la bomba atomica norteamericana ). El citado articulo lo escribia uno de sus compañeros. En el cuenta una anecdota que les ocurrio a ambos. Decia mas o menos asi: Tras terminar con exito el mencionado experimento ( ya sabes, la bomba atomica ) los fisicos y otros expertos que habian participado, hicieron amistad entre ellos, fuera ya del proyecto militar, y, por tanto, en el campo civil. En este caso concreto, el autor del articulo cuenta que estando con su amigo dando un paseo por la playa, encontraron de golpe una gran cantidad de diminutas tortugas, que, recien salidas de sus huevos en la arena, trataban de llegar al mar. Eran muchas las que lo lograban, pero aun eran mas las que estaban bocarriba, muriendo lentamente al sol. En un momento dado, su amigo cogio una de ellas y le dio la vuelta, salvandole asi la vida. Nuestro hombre le dijo: pero, ¿ que haces, acaso crees que se va a notar que salves solo a una ? Y su amigo afirmo, apesadumbrado por lo que acababan de construir, ( la bomba ):Esta si que lo notara... Y bien, Laura, ¿ que te parece ? A mi, personalmente, me llego a lo mas profundo del corazon. Imaginate, un hombre que habia contribuido a fabricar semejante monstruosidad, emocionandose por salvarle la vida a una pequeña tortuga. Bueno, al fin y al cabo, es lo que nos hace humanos, ¿ no crees ? Me refiero al hecho de que una misma persona sea capaz de lo mejor y de lo peor. En fin, solo queria compartir contigo esta historia que en su dia a mi me emociono y que estoy seguro que tambien a ti te llegara al corazon. Siempre a tu disposicion... Raul, de Cordoba. UN BESITO.

    ResponderEliminar